martes, 14 de enero de 2014

Tres cosas que nunca (jamás) deben fallar en una boda

Hay tres cosas en las bodas que deben cuidarse con especial interés ya que estas tres cosas harán que tu boda sea un éxito o un desastre. Ya sabéis que Petite Mafalda es amante de los detalles al 200%, pero no os olvidéis que esos detalles se aprecian cuando todo lo demás sale bien. 

Cuando hablamos de cosas importantes el día de la boda, seguramente estarás pensando en la comida, ¡error! la comida es importante pero no es clave en la boda, si la comida está buena no te acordarás, solo te acordarás si estaba malísima. Es más importante que esté bien servida, que no tengas que esperar entre plato y plato, que llegue caliente, que no te falte bebida....

Pero sin duda hay tres cosas que, para Petite Mafalda, harán que tus invitados recuerden tu boda, para bien o para mal.

1. Comodidad. ¡Pónselo fácil!

Cuando hablamos de comodidad hablamos de muchos puntos diferentes, por ejemplo:

-los sitios a las afueras suelen ser chulísimos pero tened cuidado con los km de distancia, la gente está cansada de esperar buses para ir y buses para volver que además te limitan la hora. Si has decido celebrar la boda en una finca a 40 min preocupate muy mucho que el transporte sea cómodo para todos, recorta en las flores si necesitas invertir en dos horas más de autobuses, nadie echará de menos las flores, el bus, sí.

-Cuida la temperatura, procura en la medida que te sea posible que tus invitados no pasen ni frío ni calor. Si te casas en Mayo, por ejemplo, puede que por la noche refresque, consigue algunas calefacciones para evitar que las chicas estén incomodas.

-Que a nadie le falte una silla. Tanto en el aperitivo como para el baile, las chicas y las personas mayores tienen que tener a su disposición algún sitio donde sentarse. El dolor de pies puede amargarte el día.

Hazlos sentir como en casa




2. Barra libre. ¡Que no falte de ná!

Como ya hemos dicho, no es tan importante la comida como la bebida. A nadie le gusta esperar en una discoteca para pedir una copa, ¿a que no? Pues no hagas que el día de tu boda se formen colas en la barra libre. Invierte en camareros y bebidas Premium, cuanto mejores sean las bebidas, menos resaca tendrán tus invitados y cuanto menos esperen en la cola, ¡más tiempo pasarán bailando!





3. Música ¡Hará que tus invitados quemen la pista!

Hay quien piensa que cualquiera puede ser DJ, ¡Fallo! (de los gordos) ya os hemos dicho otras veces que un buen dj no es ese que va pinchando todo lo que se le pide, empieza con Paquito el chocolatero, después unas sevillanas, después Avicci y de repente Julio Iglesias, todo eso está muy bien, pero hay que saber cuando y como y para eso hay que contar con profesionales que animen la fiesta, que sean capaces de animar a cualquier a personas de cualquier edad, desde esa señora de 70 años con mucha fiesta en el cuerpo hasta tu prima de 17 años que se muere por Cali y el Dandee.

Si la música es buena, mantendrá a todos tus invitados dándolo todo en la pista, de lo contrario, empezarán a sentarse, a descalzarse... y estarán deseando que llegue el primer autobús.



Un último consejo, cuando pienses en estas cosas, hazlo como un invitado más y lo verás mucho más claro ;) 

1 comentario:

  1. Tomo nota! a veces necesitas que te saquen un poco de la vorágine que supone todo esto...empiezas por algo muy sencillo y sin darte cuenta te estás volviendote loca por el color de las cortinas del banquete!!!! Gracias! :)

    ResponderEliminar