lunes, 1 de julio de 2013

Moño si, pero no cualquiera

Hay vestidos que necesitan brillar en todo su esplendor sin pelos que se interpongan en su camino

No se vosotras, pero tenemos la sensación de que el peinado es una de esas cosas que dejamos muy para el final, lo cual tiene mucho sentido ya que en función de un vestido u otro el estilo debe ser totalmente diferente

Nosotras somos de esas personas que salimos de casa casi casi con el moño en la cabeza, uno de esos rápidos que te haces deprisa y corriendo y te acompañan casi todo el día, incluso con el pelo recién lavado... hay cosas que no tienen remedio

Hace poco nuestra amiga Rosa nos enseñaba mil maneras de hacernos un moño de los del día a día un poco más apañao. No nos vemos capaces, la verdad, aunque quizá poco a poco y con algo de práctica podamos conseguir maravillas

Dicho esto, queríamos trasladar esta idea todas las novias del mundo mundial. ¡Arriba los moños! pero arriba arriba para que se vea... ¡un maravilloso lazo justo debajo!

Empezamos por un lazo propiamente dicho, para las más atrevidas



Este con un estilo un poco más de ballet, para novias un poquito más sencilla o tradicionales


Ojito a este, despeinado y con una trenza en el moño, es taaaan original


En este caso la trenza sube hasta el lazo, dando un aire formal/desenfadado que nos ha encandilado


También podéis llevarlo al tono de vuestro pelo, por si os apetece que sea un poquito más disimulado


Por último, este que no nos preguntéis porqué pero lo vemos perfecto para las novias muy jovencitas


Y por supuesto, las pequeñas también estarán ideales con esta tendencia


¿Os apuntáis esta idea?


No hay comentarios:

Publicar un comentario